Noche de Paz 3

15 de diciembre. La temperatura fría y la cabeza caliente. No cerréis los ojos al pasar ni miréis para otro lado. Os dejo otra entrega de nuestros héroes de acera y garrafón.

"(...)Son los mismos de siempre. Presentes y marciales. Dolidos y olvidados. Una flotilla itinerante, de edad indefinida, que busca acomodo sin ser vista.
No ha habido bajas en esta mañana azul. Y el grupo se felicita recordando otras noches menos afortunadas. Como una extraña familia, los moradores del lugar se arraciman en torno al chusco y al cartón de vino medio vacío que pasará de boca en boca sin quedarse. Es la hora de dar gracias. De bendecir la primera comida del día y regocijarse porque, a decir verdad, nunca se sabe cuándo será la próxima. Es también la hora de asearse en la fuente fría, de rascarle la espalda al vecino y la cabeza al pobre chucho trastocado que se ha empeñado en correr la misma suerte que este grupo singular. La hora de seguir y de volver a empezar(...)"

Si tenéis ganas de leer un poco más os remito a mi blog.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

M'agrada, està en la línia dels "Contes per a un món millor" de l'Enric Larreula (La Magrana).Bon Nadal.
Pau M.

Anónimo dijo...

Bon Nadal de tot cor.
Adrià