El Mar es un Olvido


Me levanté como el miedo se levanta
y la niebla.
Y caminé con pasos cortos,
como debe ser,
y torpes,
porque no sé más.

Bien entrada la tarde me detuve
frente al mar
(la bicicleta dormía en su rincón).
El cruel horario
se tambaleó apenas.
Calendario imperfecto
hechizado de muerte.



Fotografía: Paky López
Texto: Queta García

1 comentario:

Anónimo dijo...

Texto e imagen se unen en un machembrado perfecto.
Elvira