Revolutionary Road



Revolutionary Road es un film de Sam Mendes basado en la novela del mismo título escrita por Richard Yates, y protagonizada por Leonardo DiCaprio, Kate Winslet y Kathy Bates.
Os podría decir de ella muchas cosas, que se trata de una película de corte impecable, bien dirigida y bien interpretada, con varias nominaciones al Oscar y dos globos de oro. No puedo comentaros si la adaptación de la novela es buena porque no la he leído aún y carezco de ese juicio, pero sí me gustaría haceros llegar esa mezcla de sensaciones que he experimentado al verla.
La trama se centra en la pareja formada por FranK y April, habitantes de un suburbio de Conneticut con aspiraciones a ser personas diferentes, algo mejores que sus vecinos, y que sueñan con vivir en París. Pero la realidad se impone, esa misma que mata la convivencia y las quimeras, la que nos ata a una serie de obligaciones y tareas que, en la mayoría de los casos, nos ocupan todo el tiempo socavando la vida, la libertad personal y la de pareja. La pregunta que plantea el guión es sencilla: ¿Vivimos la vida que desearíamos vivir? Y repito el verbo y la palabra porque de eso, precisamente, trata esta cinta, del día a día, de la monotonía de subsistir sin hacer otra cosa que dejar correr el tiempo, convivir con las frustraciones y cumplir con lo establecido.
Un buen film, sin duda. Excelentes las actuaciones de los protagonistas (a destacar la del hijo de Kathy Bates, enfermo mental que, a mi entender, borda el papel secundario), pero, al verla, he tenido la sensación de estar presenciando un magnífico trabajo actoral y de dirección. ¿Quiere decir ésto que la película no ha llegado a rozarme?, ¿qué no me la he creído del todo?
Me gustaría conocer vuestra opinión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin duda una buena película. Se lleva algún Oscar seguro.
Montse

Anónimo dijo...

Buena pelçicula. Muy detallista y diferente. A veces los sueños no se cumplen.
Irene