Quimera

Porque me gusta esa palabra. Hay muchas otras, por supuesto, pero ésta es la primera de mi lista. El año pasado se organizó una competición en Internet para buscar la mejor palabra, la preferida de la gente por su sonoridad, significado, musicalidad... Por un sinfín de cuestiones propias y particulares, personales e intransferibles.
Creo que ganó: AMOR.

En mi empeño por obtener respuestas a las llamadas de este blog, os propongo ese mismo juego. Busquemos nuestra palabra preferida, la que más nos dice o nos llena la boca. A mi me apetece empezar con "quimera" porque junto los labios, al pronunciarla, para despegarlos después suavemente. Porque me habla de sueños, de lugares perdidos, de metas por llegar o inalcanzables, de viajes lejanos y tesoros escondidos, de princesas orientales, de bellas durmientes, árboles caídos, mitos, leyendas y cuentos chinos... Por todo ello me gusta "quimera", pero también podría proponeros "desierto", "atavío", "mimbres", "delit", "melangia"... Tantas y con tanto detrás... En castellano. En catalán...

¿Cuál es la vuestra? Esa que esconde un significado especial, que se amaga tras la oreja, que zumba como una mosca sobre vuestra cabeza.

Siento una morbosa curiosidad, ¡Hagamos una cadena de palabras!, ¡Busquemos una, ESA...!. ¿Os animáis?. Espero vuestra participación.

No hay comentarios: